El viaje de la mañana. Lavar la ropa. La visita del médico. ¿Está Dios tan preocupado por nuestras responsabilidades cotidianas, como por cuestiones de la vida y la eternidad? Nuestra más reciente serie de sermones explora cómo nuestra rutina diaria es importante para el plan eterno de Dios.
 
 
A las 9 y 11 a.m.
 
En el Seminario
 

Acompáñanos el próximo domingo, para el comienzo de nuestra nueva serie de sermones. Escucharemos cómo Dios se preocupa por nuestro trabajo, por nuestra salud y por nuestro hogar. Dios presta atención a nuestros asuntos cotidianos, y cada día es importante para él.