Este nuevo año te invitamos a profundizar más con Dios. Como familia de la iglesia, estamos comenzando el 2019 con un viaje espiritual de 21 días de oración y ayuno. Tal vez estés enfrentando un problema de salud, cuidando a un padre anciano, temeroso de recortes en el trabajo, preocupado por tu hijo descarriado o tratando de sobreponerte a un divorcio. Cualquiera que sea la situación, creemos que Dios puede brindarte esperanza y sanidad.

Estas devociones te servirá como tu guía durante los próximos 21 días. Toma tiempo cada día para reflexionar sobre dos cosas: 1. ¿Qué te está diciendo Dios?  2. ¿Qué está haciendo Dios? Creemos que Dios va a hacer cosas imposibles en nuestra iglesia durante este tiempo, y queremos que seas parte de ello. Hagamos de este próximo mes un viaje de gran avance para nuestra iglesia, nuestra familia.

Y ahora, que toda la gloria sea para Dios, quien puede lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o incluso imaginar mediante su gran poder, que actúa en nosotros. (Efesios 3:200.

 

 

Ayunar

¿Qué es Ayunar? 

Ayunar significa dejar de consumir agua o comida por un tiempo. A lo mejor ya has ayunado debido a una necesidad médica. Pero, para los cristianos, ayunar es una manera de acercarnos a Dios eliminando las distracciones y dependiendo en Dios para fortalecernos, sostenernos y guiarnos.

Ayunar es como volver a arrancar los motores espirituales y renovarnos de adentro hacía afuera. También nos permite celebrar la bondadosa y misericordiosa provisión de Dios.

Recuerda: Tu ayuno personal debería de retarte a algo; pero es importante conocer tu cuerpo y entender tus opciones para poder enfocarte en usar este tiempo para orar y seguir la dirección del Espíritu Santo. 

¿Cuándo Debo Ayunar?

En la iglesia Calvary, creemos que el ayuno es una expresión de fe en cualquier momento del año.  La duración del ayuno no es tan importante como la fuerza de tu enfoque en Dios cuando ayunas.  También puede optar por ayunar en otras ocasiones durante el año para tu propio desarrollo espiritual. Únetee a nosotros mientras ayunamos juntos como iglesia durante 21 días, del 6 de enero al 27 de enero.

Tipos de Ayuno

·         Ayuno Total – Este requiere agua solamente y a veces jugos claros. Por favor, consulta con tu médico antes de embarcarte en este tipo de ayuno.

·        Ayuno Selectivo – Requiere quitar ciertas cosas de tu dieta. Un ejemplo sería el ayuno de Daniel, donde no se come nada de carne, ni pan, ni azúcar; y puedes tomar agua o jugos.

·        Ayuno Parcial – A este se le conoce como ayuno judío pues requiere no comer nada solido desde el amanecer hasta el anochecer. Podrías ser medido por horas, como de 6:00 AM a 6:00 PM o de sol a sol. 

·        Ayuno Material – Debido a situaciones médicas o trabajos específicos, no todos podemos ayunar comida; sin embargo, podemos ayunar de ciertas cosas o hábitos que nos distraen de Dios. Por ejemplo, considera ayunar de Facebook, Televisión, o cualquier actividad o cosa cuya ausencia te haga reconocer que necesitas enfocarte más seriamente en tu relación con Dios.

 

PREGUNTAS FRECUENTES ACERCA DEL AYUNO

 

¿Pueden ayunar los niños?

La mejor manera de enseñarle a tus hijos el valor de ayunar es por ejemplo propio. Si quieres que ellos participen, o si quieres tener un ayuno familiar, todos podrían saltarse los postres o refrescos. O posiblemente, ver menos televisión y pasar juntos tiempo leyendo la Biblia y platicando de Dios y con Dios.

 

¿Qué tal si tengo impedimentos médicos?

Consulta con tu doctor antes de empezar cualquier ayuno. Juntos decidan cual es la mejor opción para ti. Si por razones médicas no puedes dejar de comer, busca otras maneras de ayunar (algún comportamiento o entretenimiento) para enfocarte en la oración y la palabra de Dios. 

 

¿Qué tal si tengo un trabajo muy pesado?

Si tu trabajo requiere mucho esfuerzo físico y gasto de energía, considera un ayuno parcial que te permita recibir la suficiente nutrición para cumplir tus responsabilidades. 

 

¿Qué pasa si no puedo acabar el ayuno? ¿No valió de nada?

Buscar a Dios por medio de ayuno y oración nunca es una pérdida de tiempo. Cuando haces el esfuerzo, Dios lo nota. Simplemente, determina comenzar otra vez donde te quedaste u tratar otra vez (si quieres podrías terminar con un ayuno parcial).

 

Se me olvidó y comí algo que no estaba en mi lista de ayuno. ¿Tengo que comenzar otra vez?

¡NO! Piensa en el ayuno de 21 días como un maratón, no como una carrera de velocidad. ¡no te rindas! Simplemente, si caíste, ¡levántate y continua! 

 

¿Puedo seguir haciendo ejercicio mientras ayuno?

Siempre es mejor consultar con el médico acerca de ejercicio y ayuno. Si estás en un ayuno total, puede que no tengas la energía para un nivel alto de ejercicio.